Juan Varas: «El afecto por Rocamora seguirá vigente»

0
90

Juan Manuel Varas con la finalización de la temporada 2021 de la Liga Argentina de Básquetbol dejó de ser entrenador del Tomás de Rocamora, para dirigir en la próxima Liga Nacional a Argentino de Junín, la que será su primera experiencia en la máxima categoría del básquetbol argentino.

Varas llegó a la institución roja en el año 2006 proveniente de River Plate para jugar la primera Liga Nacional B, equipo que era dirigido por el recordado Mario Tucumano González. De ahí comenzó una larga trayectoria como jugador y entrenador en la institución, salvo un año que pasó por Racing de Gualeguaychó, para luego volver y jugar en el equipo que conformaba Leandro Fabián Palladino, en la temporada 2008/2009.

Cuando se preparaba para jugar la Liga 2009/2010 una enfermedad en la tiroide lo obligó a dejar de prácticar deportes de alta competencia. Y ahí fue que comenzó un exitoso camino como entrenador en Rocamora. Primero formando futuros jugadores en el mini básquetbol.

En el año 2013, en su primera experiencia en categorías intermedias sacó campeón nacional al equipo de U-13 de la entidad. Al año siguiente se integró al plantel profesional de Rocamora como asistente técnico de Martín Amden, y luego de Cristian Santander. En tanto que en el año 2017 se hace cargo del primer equipo tras la salida de Santander hasta este año. En sus cuatro años al frente del equipo tuvo buenos y regulares campañas pero la más destacada fue la 2018/2019 en donde ganaron la Zona de la primera fase de la Liga Nacional que le dio el derecho de jugar el Super 4 desarrollado en el estadio Julio César Paccagnella, en donde perdió en los últimos segundos ante Salta Basket el derecho de jugar la final.

Pero también no tenemos que dejar de destacar el gran trabajo que realizó con la categoría U-19 ,en el 2015 y 2016, en donde llegaron a jugar el hexagonal final. En el último realizado en nuestra ciudad fueron subcampeones al perder en el último partido ante Obras Sanitarias de la Ciudad de Buenos Aires.

Si dudas que el nombre de Juan Manuel Varas quedará entre los mejores entrenadores que tuvo el Tomás de Rocamora junto a Julio César Paccagnella y Mario Tucumano González, entre otros.

Juan Manuel Varas, de 36 años y nacido en General Rodríguez, habló con LA CALLE y destacó sobre su salida del club “nunca pensé cuando llegué en el 2006 poder desarrollarme en diferentes facetas y estar tan ligado a la institución. Mirar el recorrido me hace sentir orgulloso de todas las cosas que hemos logrado juntos y el lugar que me dio el club para poder crecer, tanto como jugador como entrenador. La nostalgia es el saber que ahora nuestros caminos serán diferentes. Pero la alegría es saber que es un lindo final y por una posibilidad a la cual yo anhelaba desde hace mucho tiempo”.

Más adelante expresó que “también quiero destacar la posibilidad que tuve de competir con los chicos del club, con lindos resultados, que hoy por hoy son anecdóticos y forman parte de la experiencia que uno ha tomado. Agradezco al club por haber siempre potenciado y fomentando a los chicos de la institución. Siempre creí que se podía competir con ellos. Nos tocó ganar y perder. Eso fue un aprendizaje para un montón de chicos, que no sólo se vieron reflejados en el plantel profesional de Rocamora, sino que también en otros del país en diferentes niveles”.

“Han sido muchos años dentro de la institución, donde hemos pasado por muchas situaciones agradables y no tanto. Desde pelear campeonatos hasta luchar por no descender. Dentro de los puntos en contra puedo marcar que siempre uno aspira a mejorar la estructura y no siempre se puede cumplir; poder repetir jugadores de un año a otro, o poder lograr (a pesar de que fueron muchos) que más chicos de la institución sean representantes del equipo profesional”, pone hoy en la columna del debe a Juan Manuel Varas.

Y en la del haber: “Dentro de lo positivo lo primero que pienso es el respeto que hemos tenido con toda la familia del club, que muchas veces pudieron ver en los equipos lo que un hincha desea del mismo; el haber compartido triunfos y ver cómo crecieron muchos chicos de la cantera que hoy son jugadores profesionales de básquet. Y el deporte para ellos ha sido de ayuda para su crecimiento personal”.

EL FUTURO

Sobre su futuro en Argentino de Junín, Varas afirmó “que son buenas expectativas, poder llegar a un lugar que había soñado, primero como jugador y luego como entrenador. Agradecido a los dirigentes de Argentino por haber visto que yo pudiera dirigir a su equipo y poder desarrollar su proyecto. Poder mantenerse en el mejor nivel del país, vivirlo desde adentro, poder hacer mi experiencia y disfrutarlo con toda la responsabilidad que puse en estos quince años en el Tomás de Rocamora”.

“Deberé conocer lo que es trabajar en la Liga Nacional y tener mi impronta personal para poder trabajar como lo he realizado en Rocamora. En cuanto a lo deportivo estoy confiado en lo que puedo dar y en el equipo que podamos conformar para poder ser el mejor”.

Por último le dejó un mensaje a la gente de Rocamora “para la gente del club lo primero que deseo decirle es que me hicieron sentir de la casa desde que llegué en 2006, que me trataron siempre con respeto y cariño; que fuimos juntos en todo este camino y que hoy nos separamos desde lo profesional. Pero, el afecto seguirá vigente y mi deseo es que el club pueda seguir creciendo; así como yo lo estoy haciendo en mi profesión”.