Argentina y Uruguay confían en tener su Mundial

0
252

El jueves, 31 de agosto fue la fecha limite para que los candidatos a ser anfitriones de la Copa del Mundo de Básquetbol FIBA 2023 presentaran Archivos de Candidatura.

Rusia y Turquía han presentado candidaturas de solo una nación, mientras Argentina/Uruguay e Indonesia/Japón/Filipinas se unieron en dos candidaturas de múltiples países anfitriones.

Damos la palabra a cada uno de los licitadores para hablar sobre su candidatura.

Datos clave sobre Argentina / Uruguay y baloncesto
Argentina
• Población: 43,86 millones (2016)
• Capital: Buenos Aires
• Se unió a FIBA en 1932

Uruguay
• Población: 3,44 millones (2016)
• Capital: Montevideo
• Se unió a la FIBA en 1936

Mejores logros en el baloncesto hasta la fecha
Argentina
• Ganadores de la Copa del Mundo de Baloncesto FIBA (1950)
• Medallistas de Oro Olímpico (2004)
• Dos veces ganadores de la FIBA AmeriCup (2001 y 2011)
• 13 veces ganadores del Campeonato Sudamericano

Uruguay
• Dos veces ganadores de Medallas de Bronce en Olimpiadas (1952 y 1956)
• 12 veces ganadores del Campeonato Sudamericano

Ciudades y sedes propuestas
• Córdoba, Orfeo Arena (Argentina)
• Mar del Plata, Estadio Islas Malvinas (Argentina)
• Mendoza, Villa Deportiva Arena (Argentina)
• Montevideo, ANTEL Arena (Uruguay)
• Buenos Aires, Buenos Aires Arena (Argentina)

¿Por qué decidieron presentarse como anfitriones de la Copa del Mundo de Baloncesto FIBA 2023?
Argentina y Uruguay decidieron presentar una candidatura conjunta para la Copa del Mundo de Baloncesto FIBA 2023, entendiendo plenamente las responsabilidades que conlleva recibir este evento. Ambos países respetan lo que significa la Copa del Mundo y están preparados para aceptar el desafío de establecer un nuevo estándar para nuestro deporte. Argentina y Uruguay ofrecerán una mezcla perfecta de tradición y modernidad que surge del afán y orgullo de dos países que trabajan juntos. El objetivo es que todos tengan la oportunidad de experimentar la competencia, ya sea en persona o viendo en televisión o en directo, y sentir toda la emoción y pasión que hace que este evento sea especial.

¿Por qué decidieron acoger el evento insignia de FIBA como parte de una oferta de múltiples naciones? ¿Cuáles son los beneficios que usted ve al hacerlo?
Nuestros países comparten un pasado común. Comparten tradiciones, historia, naturaleza, una forma única de experimentar el baloncesto, la pasión de nuestros aficionados y proyectos de futuro. Nuestro plan no es simplemente el de tener dos países dispuestos a organizar partes de un evento. La visión es organizar una Copa del Mundo única e irrepetible uniéndose al poder de dos países y empleando las ventajas de dos países anfitriones bajo un único modelo de desarrollo y gestión.

¿Cuáles son para usted los principales aprendizajes del taller de FIBA?
Tenemos claro la importancia de la Copa del Mundo para FIBA. Durante todo el proceso, y especialmente en los días del taller de junio, comprobamos el nivel de precisión, profesionalismo y meticulosidad necesarios para optar por ser los organizadores de este gran evento. Este punto, sin duda, nos mantiene responsables, pero al mismo tiempo nos motiva a seguir el camino con más fuerza y determinación.

No hay gente en el mundo que vive el baloncesto de la misma manera que lo hacen los argentinos y los uruguayos. Sabemos que la competencia va a ser difícil y también sabemos que los requisitos a ser elegidos van a ser muy exigentes. Sin embargo, eso no nos asusta. Nuestro proyecto, y lo compartimos con la delegación de FIBA que nos visitó, es único. Creemos que es hora de que el mayor evento mundial de baloncesto regrese al continente americano. Tenemos un proyecto sostenible, moderno y rentable. Sobre todo, queremos pensar en los que dirigen el espectáculo y esperamos dejar una huella indeleble en el futuro de nuestro deporte. Este es nuestro compromiso y esperamos entregarlo en el futuro.