Racing de Chivilcoy fue superior a Rocamora en el Paccagnella

0
206

Se cortó este miércoles la racha positiva que traía Tomás de Rocamora jugando en condición de local y, por la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol, perdió ante su gente 87-102 frente a Racing de Chivilcoy.

El elenco visitante tuvo tres jugadores arriba de los 20 puntos destacándose Santiago Barrales con 27, aunque se fue expulsado por una falta descalificante contra Mauro Araujo. El capitán del Rojo, precisamente, fue su hombre más efectivo con 19 puntos.

Dicen que las casualidades no existen y bien podría decirse que el dicho en este caso es rayano con la razón ya que por tercer partido consecutivo Racing de Chivilcoy le terminó ganando a Rocamora en el estadio Paccagnella. Y, además, por segunda vez en fila superando la barrera de los 100 puntos. El Rojo mostró muy poco de lo que venía haciendo en sus presentaciones anteriores frente a su público. Alguito en el primer cuarto y lo mejor en el cierre del tercero cuando achicó a la mitad una diferencia de 20 puntos.

A decir verdad el partido le costó desde el comienzo al equipo de Varas. Primero quedó 3-9 y más tarde 5-14. El técnico tuvo que pedir minuto y el equipo empezó a mostrar otra cara, con Jelks como arma principal para convertir y después agregándose Más Delfino. El Rojo la remó hasta que igualó el tablero en 20 pero después la visita volvió a despegarse y sobre la chicharra Más Delfino clavó un triple para dejar las cosas 23-25.

La primera mitad del segundo cuarto fue muy pareja (30-34) pero Rocamora se fue cargando de faltas y terminó 5-1 en contra en ese parcial. El excelente manejo de Santiago Barrales, la efectividad de Morris en la pintura y la mano caliente de Santiago Barrales fueron los pergaminos que mostró La Academia para empezar a adueñarse del trámite en la recta final del primer tiempo. El tablero se puso 30-47 con un Rocamora que pareció perdido en el parqué y al descanso largo se marcharon 37-52.

Volvieron a jugar y el Rojo no encontró goles rápidamente, físicamente lo buscó pero desde lo mental no logró someter a un rival que estaba cada vez más firme. La brecha se estiró a 19 puntos y con algo de Araujo el local pudo mantenerse en esa diferencia. Racing llegó a ponerse 57-77 y fue ahí que llegó lo mejor del equipo de Varas. Triple más falta cobrada del Kily Romero, y dobles más faltas facturadas de Más Delfino y Helman. Parcial 10-0 para dejar el tablero 67-77 de cara a los últimos 10 minutos.

Y arrancó el último cuarto con doble de Justo Catalín para achicar la distancia a tan solo ocho puntos mientras la gente alentaba cada vez más. Pero enseguida Racing acomodó los tantos con sus cerebrales Barrales y Pallotti y obligó a Varas a pedir tiempo muerto (71-83). No pudo volver a acomodarse nunca más en lo que restó de partido el Rojo. Volvió a quedar 20 puntos abajo y a pesar que Araujo empezó a meterla más fue muy poco para contrarrestar la altísima efectividad de la visita. Lo más que dejó Racing que se le acercaran fue 13 puntos, y cuando lo quiso volvió a poner el pie en el acelerador.

Sacada la tremenda noche de Santiago Barrales, que se manchó tras un golpe que cortó la cara de Araujo y se fue expulsado, en Racing sobresalieron Joshua Morris con 23 puntos y 11 rebotes, y el capitán Alejo Barrales con 22 puntos y 7 asistencias. En el Rojo hubo otro buen juego de Más Delfino con 15 puntos, en tanto que Jelks sumó 13 y Romero 11. El próximo partido de Rocamora será el martes venidero ante Villa Mitre donde tendrá la oportunidad de recuperarse y revertir la muy pobre imagen de esta noche.