Rocamora aflojó y Villa Mitre le robó el festejo

0
115

Por la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol, este sábado, Tomás de Rocamora perdió 78-82 frente a Villa Mitre en otro partido en el que si bien no comenzó bien hizo la diferencia para estar arriba pero en el segundo tiempo las cosas no le salieron y nuevamente se quedó masticando la bronca. No alcanzó la tremenda noche de Gary Johnson, quien terminó como figura del encuentro con 35 puntos y 8 rebotes.

Fue uno de esos partidos raros, atípicos; de los que se dan muy de vez en cuando. El Rojo arrancó mejor con Johnson lastimando en la pintura, desde las manos del extranjero llegó a ponerse 16-9 y obligó a la visita a pedir minuto. El primer cuarto quedó finalmente 18-14, sin mucho brillo y donde dos tremendos tapones de Joaquín Deck se destacaron.

A 8 se alejó Rocamora en el comienzo del segundo cuarto pero de la mano de Yerri Flores la visita no solo acortó distancias sino que igualó el tablero en 24. El equipo de Varas empezó a confundirse ahí errando todo lo que tiró de tres hasta que Lozano quebró ese embrujo. Después volvió a aparecer Johnson y el local quedó 33-24. La reacción visitante llegó a través de Portillo y Picarelli para pasar al frente y en la última del primer tiempo Johnson castigó una vez más y dejó las cosas 40-39.

El cierre de la primera mitad no fue el mejor y en el reinicio el Rojo no encontró sintonía, las ofensivas no salieron y de a poco Villa Mitre fue haciéndose fuerte con Anderson en la pintura y un par de apariciones de Ibarra desde larga distancia. En ese contexto el aro se le cerró de tal forma al local que cuando sonó la chicharra estaba 58-62 abajo.

No pudo reponerse Rocamora de ese quiebre, como un efecto dominó del partido que perdió el miércoles ante Centro Español el equipo se cayó aun sin bajar los brazos. Fue una y otra vez pero no podía descontar y Portillo le asestó otro triple que fue casi irremontable (64-73). Recién en el último minuto llegó una guapeada con triple de Gandoy para albergar alguna esperanza aunque no pudo ser.

No era la noche para ligar, atrás habían quedado un par de bandejas de erradas, rebotes ganados que terminaron no en gol, 4/24 en triples y así otras cosas que su rival supo aprovechar con practicidad para quedarse con el festejo. El Rojo no tendrá descanso y en la madrugada del lunes emprenderá viaje rumbo al sur para los partidos que tendrá con Atenas de Carmen de Patagones y Deportivo Viedma.